A+ A-


Puntos de encuentro

  • Isabel Varela Nieto

  • Presidenta SEBBM

La SEBBM un año más recupera su encuentro anual, este año el 43º, en Barcelona, de la mano de Manuel Serrano y Laura Herrero, a los que agradezco enormemente, en nombre de todos los socios y las socias de la SEBBM, el trabajo de los últimos dos años, el programa científico de máximo nivel internacional y el continuo cambio de escenario que han tenido que afrontar. 

 

Por primera vez nos reuniremos de forma virtual. No será igual sin la conversación y los saludos, la discusión en la sala, en los cafés y en las cenas. El congreso es la oportunidad anual para el reencuentro con los colegas y los amigos. Año tras año disfrutamos de muy buena ciencia, de un hervidero de ideas, y de esos encuentros en la casa SEBBM con los compañeros de tesis, del postdoc, del sabático y de tantos otros sitios y experiencias. Esperamos poder recuperar los congresos presenciales pronto, o quizá ya serán congresos híbridos con un componente en remoto para siempre. 

 

Este año ha cambiado la forma en la que todos hacemos las cosas, la docencia, el trabajo en el laboratorio, las reuniones y los congresos. Hemos cambiado en SEBBM al mismo ritmo y quiero destacar el fantástico trabajo de los grupos y de los cónsules con los Elevator Pitch que se pueden revisitar en el canal SEBBM de YouTube. Son iniciativas que han llegado para quedarse y para estimular el trabajo, el apoyo a los jóvenes y la comunicación entre los congresos. Nuevos puntos de encuentro que se suman a los que ya disfrutamos, como nuestra página web, con sus 80.000 visitas/mes, las redes sociales imparables, con más de 6.000 seguidores en Twitter, y por supuesto, nuestro punto de encuentro clásico, nuestra revista SEBBM.

 

SEBBM es miembro fundador de FEBS, que además del congreso y las revistas científicas, lleva unos años trabajando en la FEBS Network (https://network.febs. org/) donde hay espacios para profesores, estudiantes e investigadores en las primeras etapas de su carrera, para la investigación que se publica en las revistas de FEBS, y un canal para hablar de ética, sociedad, el laboratorio verde, mujeres en ciencia; en suma, donde compartir puntos de vista. Una red de trabajo para los investigadores, un punto de encuentro. FEBS, como SEBBM, ha hecho un esfuerzo extraordinario por adaptarse a la situación y apoyar a los investigadores. 

 

Con la PABMB (https://www.pabmb.org/) hemos iniciado las conferencias Magallanes-Elcano. Nuestro reciclaje digital ha facilitado organizar estas conferencias trasatlánticas. La primera, sobre envejecimiento, será seguida de otras del mismo máximo nivel. Una oportunidad más para compartir un buen rato de ciencia desde casa. Es pronto para valorar hasta dónde hemos logrado que estos nuevos encuentros sean atractivos, pero sí podemos agradecer el esfuerzo colectivo realizado para poder seguir el ritmo marcado por la crisis, y combatir el agotamiento digital que causan las reuniones sin verse y las conversaciones remotas sin pausa-café.

 

En estos tiempos tan entretenidos, entre vacunas y telereuniones, estamos recibiendo algunas noticias que son trascendentales para la comunidad científica. De especial interés es la redacción de la nueva Ley de la Ciencia, que viene a sustituir a la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (https://www.boe.es/eli/es/l/2011/06/01/14/con). Como miembros de COSCE, hemos participado en las comisiones de estudio de esta nueva ley con el buen ánimo y voluntad de contribuir en positivo (https://cosce.org/informe-cosce-sobre-la-reforma-de-la-ley-de-laciencia-en-recursos-humanos/). Nos preocupan la carrera científica, la estabilidad de los jóvenes investigadores, la situación de los investigadores hospitalarios, la falta de oportunidades para hacer la tesis y para volver dignamente del postdoctoral, para desarrollar una carrera investigadora como IP sin tener que salir de España. Igualmente preocupante es el muro de papel que rodea el acceso a la universidad por la vía de la acreditación, y tantas situaciones pendientes de resolver que, sumadas, restan competitividad y ahogan el futuro. Si la nueva ley viene a resolverlas no lo sabemos, porque las explicaciones han sido pocas y las propuestas no han sido muy bien recibidas. Procurar el diálogo activo sería muy beneficioso para que esta ley sea la que necesitamos, ya urgentemente. Queda mucho camino por recorrer, hagámoslo juntos.

 

Escribo esta Tribuna en mayo para el número del mes de junio. Mayo no es solo el mes de las flores, es también el “Better Hearing and Speech Month”, pensado para llamar la atención sobre la importancia de los desórdenes de la audición y el habla, quizá podamos usar este lema para recordar lo importante que es para nosotros comunicarnos y ser escuchados.

 

Aprovecho esta tribuna para mandar un cariñoso saludo a todas las personas con problemas de audición que tantas dificultades adicionales encuentran con las mascarillas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: