A+ A-


¡Año viejo, año nuevo!

  • Isabel Varela Nieto

  • Presidenta SEBBM

Diciembre 2021, difícil decidir si este año ha pasado muy deprisa o muy despacio. Han sucedido demasiadas cosas. La principal, gracias a las vacunas estamos controlando la pandemia y podemos estar orgullosos de que nuestros conciudadanos hayan optado de forma mayoritaria por vacunarse. La calidad y claridad de la información que han ofrecido muchos de nuestros investigadores y la mayoría de los medios no ha sido ajena a esta decisión colectiva. Así ha sido ampliamente reconocido y hemos visto premiados a algunos colegas muy queridos. Como todos los grandes comunicadores, saben de lo que hablan y reconocen no saber lo que no saben, habiendo transmitido confianza. Es esperanzador comprobar lo que el esfuerzo colectivo y una sociedad educada científicamente pueden conseguir. La pandemia ha representado un paso adelante en la presencia de la investigación científica en los medios, así como en la relación sociedad-investigadores. “Ciencia para Todos” es el programa de divulgación y difusión científica de la SEBBM, que sumado a esta revista SEBBM y al renovado portal de Internet, cumplen, año tras año, el objetivo de ser una referencia y un motor para la cultura científica que está adquiriendo el peso social que le corresponde. En este año, hemos relanzado las redes sociales, renovado el sitio web (www.sebbm.es), retomado actividades presenciales y mantenido los seminarios online. No hemos parado.

 

El balance del año 2021 ha sido muy positivo para la SEBBM en muchos aspectos. El más importante, desde mi punto de vista, ha sido el aumento de la comunicación entre y con los socios por todas las vías antes citadas, acompañado del incremento impresionante en el número de socios jóvenes y muy jóvenes con el programa “SEBBM Estudiante”. Sin olvidar que el congreso virtual de Barcelona fue un tremendo éxito científico y de participación, como lo han sido las conferencias con la Fundación Ramón Areces y los webinarios. Hemos concedido el primer premio a la mejor tesis doctoral en Bioquímica y Biología Molecular y lanzado la convocatoria para el segundo. Una apuesta decidida por los más jóvenes, que planeamos continuar y reforzar con el programa de mentorazgo y la creación de una sección junior con mayor participación en las actividades de la SEBBM. No solo hemos generado espacios para los más jóvenes, también para las empresas. Confiamos en que tanto nuestros socios patrocinadores como nuestros colegas empresarios tengan en la SEBBM su casa. En 2021, tampoco hemos olvidado nuestra historia, ni la calidad humana y científica de nuestros miembros más senior, con la creación de los Cónsules Oro y las sesiones RANF-SEBBM-FRA “Julio Rodríguez Villanueva”, presidente de la SEBBM desde 1968 a 1972, que arrancaron con una extraordinaria conferencia de Carlos Gancedo (disponible en RANFtv).

 

Acabamos el año con la ilusión de volver a vernos en un congreso presencial en Málaga. Será el 44º Congreso de la SEBBM, a celebrar del 6 al 9 de septiembre del 2022, en el que os esperamos. También con la buena noticia de que arrancaremos con las Conferencias Severo Ochoa, uno de los proyectos que veníamos acariciando desde hace unos años, conferencias monográficas fuera del congreso en colaboración con la Fundación Carmen y Severo Ochoa.

 

Sin embargo, no todo han sido buenas noticias en el año que termina. Hemos asistido con preocupación a la falta de comprensión política sobre la necesidad de la investigación con animales de experimentación. Os remito al dosier sobre el tema que publicamos aquí. (https://revista.sebbm.es/dossier.php), y a los portales de transparencia animal (https://cosce.org/acuerdode-transparencia/) y de la EARA (https://www.eara.eu/), de cuya toma de posición se hizo eco la FEBS Network (https://network.febs.org/posts/does-the-recent-vote-by-meps-spell-an-end-to-the-use-of-animals-in-biomedical-research-in-europe?channel_id=728-viewpoints).

 

Por otro lado, en octubre pasado conocimos los presupuestos del Ministerio de Ciencia e Innovación para 2022. Los 3.843 millones de euros computados suponen un aumento del 19% respecto a los del 2021, debiendo esperarse al estudio de COSCE para conocer el detalle de su distribución. La investigación básica no viene disfrutando de este incremento, son continuos los comentarios sobre que falta aplicabilidad, ¿quizá faltan financiación y estructuras adecuadas? Difícil será aplicar lo que no se genera, difícil generar sin inversiones ni infraestructuras, sin un interés sostenido en la investigación científica como generadora de conocimiento. 

 

En este sentido, no es una buena noticia que la consideración de la asignatura de Bioquímica en los planes de estudio disminuya, ¡en el año de la Medicina basada en el ARN! Ni lo son las malas perspectivas para que la investigación en las universidades se considere un motivo de reducción de docencia o la de los investigadores sanitarios para ser incorporados a las plantillas de los hospitales. Tenemos demasiadas asimetrías estructurales como para poder entusiasmarnos con ese, positivo, 19%.

 

Se atribuye a un malagueño ilustre, Pablo Ruiz Picasso, la frase “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”, así nos encontrará en la SEBBM ¡Os esperamos en Málaga! 

 

¡ Muy Felices Navidades y un Próspero Año 2022 !

 

 

 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: