A+ A-

Revista: Infraestructuras Europeas en Biomedicina


INSTRUCT-ES: Presentando Instruct-ERIC a la Comunidad Científica Española

  • José María Carazo

  • Centro Nacional de Biotecnología CNB-CSIC, Campus Universidad Autónoma, 28049 Madrid.

  • Carlos Oscar S. Sorzano

  • Centro Nacional de Biotecnología CNB-CSIC, Campus Universidad Autónoma, 28049 Madrid.

  • José María Valpuesta

  • Centro Nacional de Biotecnología CNB-CSIC, Campus Universidad Autónoma, 28049 Madrid.

Cuando pensamos en dianas terapéuticas o en fármacos, cuando “imaginamos” cómo son y cómo actúan esas moléculas, algunas pequeñas y otras auténticamente grandes, es muy importante poder contar con estructuras tridimensionales, con descripciones a nivel atómico que nos ayuden a entender múltiples datos y nos acerquen al gran campo de “la función biológica”, que en el caso del campo farmacológico puede permitir el desarrollo de mejores productos. En ese contexto, pensar en “Instruct-ERIC” es muy natural, puesto que es la infraestructura europea encargada de proporcionar acceso y coordinar actividades en el campo de la biología estructural integrativa. Instruct trata de no ser únicamente una colección de infraestructuras útiles en Biología Estructural, sino que tiene una vocación de ofrecer tecnologías de vanguardia, únicas en su género, y de desarrollar nuevas técnicas de análisis que avancen las mejores prácticas en cada uno de sus dominios. Su organización interna posee una forma jurídica específica para estas infraestructuras europeas denominada “European Research Infrastructure Consortium” (de forma corta, un “ERIC”). Así, tenemos Instruct-ERIC, que es actualmente una de las “ESFRI Landmarks” y fue una de las primeras en ofrecer acceso, concretamente en marzo del 2012, y de la que España forma parte a través del centro Instruct-ES desde mayo de 2013.

 

 

Instruct se organiza nacionalmente en Centros de excelencia, normalmente uno por país, desde el que extiende su actividad. En el caso español, este Centro radica en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), y hospeda dos infraestructuras, una es la más antigua y conocida en el “Universo Instruct (denominada I2PC, del inglés Instruct Image Processing Center), que se dedica al procesamiento de imágenes de criomicroscopía electrónica, y una más reciente que oferta toda una serie de criomicroscopios electrónicos y que se denomina servicio de criomicroscopía CNB-CSIC. Esta sinergia que permite el proceso completo en el campo de la criomicroscopía electrónica, desde la caracterización de la muestra, su preparación para criomicroscopía electrónica, la adquisición de datos y su procesamiento, es única entre todos los centros InstructERIC, y hace, por tanto, único al centro Instruct-ES.

 

 

Instruct-ERIC ofrece toda su red de centros a los investigadores de las naciones que lo integran, especialmente accesibles a través de proyectos que puedan concatenar acceso a múltiples Centros, empezando con la producción y purificación de proteínas en sistemas determinados y terminando en la estructura tridimensional de la macromolécula biológica estudiada. Realmente los investigadores españoles conocen bien Instruct-ERIC, puesto que España ha sido el país que más proyectos de acceso a centros Instruct de toda Europa presentó durante 2021. Obviamente, el Centro Instruct-ES es muy conocido nacional e internacionalmente, manteniendo un equilibrio entre aproximadamente un 40% de acceso de investigadores españoles y un 60% de acceso internacional.

 

Cuando un investigador viene a Instruct-ES con un proyecto que ha sido previamente evaluado y aprobado, se encuentra con personal científico y técnico que lo apoyará fuertemente con un verdadero espíritu de compartir infraestructuras únicas, y sin esperar a cambio que sea un trabajo en colaboración. El acceso es también gratuito en el punto de acceso, lo que significa que el investigador no paga el acceso sino que éste está financiado por Instruct-ERIC y por las entidades financiadoras de cada país. El acceso, pues, está definido únicamente por la calidad científica de la propuesta y su viabilidad técnica en los diversos Centros Instruct.

 

Más allá del acceso, Instruct-ERIC trabaja en desarrollar nuevas tecnologías, en definir estándares y procesos, en llevar a cabo procedimientos de “Best Practices”, en formar a jóvenes investigadores y en promover su movilidad entre centros, al mismo tiempo que es tarea fundamental la formación del personal científico y técnico de estos Centros, en un verdadero espíritu de ciencia abierta. La red de contactos que posibilita Instruct-ERIC es enorme, y podemos explicitarla en su papel director en 16 proyectos Europeos en los últimos 5 años que han englobado a todos sus Centros, con un papel notable de Instruct-ES como beneficiario directo en 7 de los mismos.

 

Instruct-ERIC es también muy activa en la organización de cursos que permitan a los investigadores conocer en mayor profundidad las tecnologías más avanzadas en Biofísica y Biología Estructural y todas las técnicas necesarias para caracterizar estructuralmente una macromolécula biológica. Además, existe un programa de estancias entre 3 y 6 meses de investigadores predoctorales y postdoctorales en los centros de Instruct, de forma que al regresar a su laboratorio de origen, dichos investigadores puedan difundir el uso de las tecnologías aprendidas.

 

No podemos terminar sin hacer hincapié en el seguimiento y valoración de estos servicios por los usuarios que los visitan, que es excepcional, con una media de satisfacción de 4,7/5 y con una constante demanda de cursos de formación, de forma que en la actualidad ofertamos normalmente 4 al año.

 

En el plano operativo, todo empieza con el usuario registrándose en la aplicación web de Instruct ARIA: https://instruct-eric.eu/register/?t=instructeric, definiendo su proyecto de flujo de trabajo según un formulario muy corto (dos hojas) y que tiene un tiempo de revisión muy rápido (en media 21 días). A partir de ahí comienzan a organizarse las visitas a los distintos Centros, y nace un nuevo proyecto Instruct que posiblemente sea clave en el éxito científico de ese laboratorio.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: