A+ A-


Más garantías para estabilizar la carrera profesional en I+D+I


El Pleno del Congreso de los Diputados ha convalidado el RDL por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la contratación laboral en el sistema de ciencia, tecnología e innovación. La norma ha salido adelante con ningún voto en contra, 329 a favor y 6 abstenciones. “Este RDL pretende superar desde la acción, desde la propuesta, desde la ejecución, uno de los problemas estructurales a los que se enfrenta este Ministerio”, ha detallado la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, en la presentación y defensa del texto. Según la titular de Ciencia, “no debemos permitir que trabajar en ciencia e innovación carezca de condiciones laborales dignas”.

 

 

Con este texto, se “cohesiona, protege y fortalece” el Sistema Nacional de Ciencia e Innovación. La lucha contra la precariedad es uno de los “motores y ejes” de la acción ministerial, por eso se ha planteado “una solución inmediata y urgente”, ha resumido la ministra. Con su aprobación se permitirá la contratación indefinida de miles de científicos en centros públicos de investigación y contribuirá a reducir la temporalidad y la precariedad en este sector, según el Gobierno. Con este texto, elaborado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y el de Universidades, se adelanta, según Morant, una de las principales medidas que se han incluido en la nueva Ley de la Ciencia que se está tramitando en el Congreso. El decreto introduce una modalidad de contrato indefinido vinculada al desarrollo de actividades científico-técnicas para todo tipo de personal de investigación en el marco de líneas de investigación definidas. Se trata de una figura contractual que estará acomodada a las singularidades del sistema de I+D+i, pero que no estará sujeta ni a los límites de la oferta de empleo público ni a las tasas de reposición. Esos contratos de duración indefinida no necesitarán además autorización previa si su financiación es externa o procede de convocatorias en concurrencia competitiva, y en el caso de que el grupo de investigación continúe con financiación, los contratos se podrán prorrogar sin necesidad de una nueva contratación. Muchos de los portavoces han criticado el instrumento elegido (decreto-ley) y, aunque han votado a favor o se han abstenido, han calificado el texto de “parche” para paliar los problemas creados por la reforma laboral. Así lo ha dicho la diputada del PNV Josune Gorospe, para quien el decreto intenta arreglar “el roto” de la reforma laboral (esta, hasta la aprobación de la nueva ley de ciencia, dejaba en el aire la continuidad de 25.000/30.000 investigadores por la eliminación de los contratos por obra y servicio, según denunciaron los sindicatos). Para esta diputada, la iniciativa, además no es suficiente pues “solo beneficia a los agentes del sistema público” de ciencia. (SEBBM/EFE).


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: