Una modesta modificación en una base del ARNt permite producir varias proteínas esenciales de la matriz