La metformina protege la función mitocondrial en la diabetes tipo 2